GuidePedia


Corría el año 2015. Boca Juniors llegaba al Monumental obligado a ganar el Superclásico para seguir puntero sobre San Lorenzo. El equipo de Rodolfo Arruabarrena ganó ese partido por 1-0 con gol de Nicolás Lodeiro. Y allí, Marcelo Gallardo quiso hacerse el distinto. En épocas donde River Plate manejaba el fútbol argentino y la Conmebol de la mano de su presidente Rodolfo D'Onofrio, el Muñeco empezaba a mostrar de a poquito, que no sabía perder.

En conferencia de prensa, el DT del equipo que ascendió a Primera en 2012 afirmaba: "En Boca no paran de hablar de los árbitros. Solo buscan presionarlo, nosotros no lloramos. Ellos siguen hablando del córner de Funes Mori. Nosotros no lloramos".

Al otro día, en Radio La Red, Gallardo la siguió: "Necesitaban generar la presión que hubo en toda la semana. Se vio cómo salían corriendo todos hacia el árbitro ante cada infracción. Vienen arrastrando de hace un largo tiempo. Nosotros estamos tranquilos, ya terminó el partido, estamos pensando en otras cosas y de ninguna manera vamos a llorar".

Hoy la historia es distinta. Gallardo mostró cómo es él en la derrota. Logró instalar un complot a favor del Xeneize pero poco habla de que su equipo está a 21 puntos del líder y que no juega absolutamente nada. Solo hay que tener memoria, Muñe...


                                 

DEJA TU COMENTARIO


Los goles del último partido


 
Top