GuidePedia

   

Si se dan algunos resultados, el Xeneize puede coronarse en el Cilindro de Avellaneda. Ya ocurrió otras tres veces, una con Tevez.

Ese día no jugó. Una lesión en la rodilla izquierda, sufrida tres semanas antes contra Independiente, lo alejaba de la Selección Sub 20 (debutaba al día siguiente en el Mundial) y lo acercaba a ir con Boca a Japón. El equipo de Bianchi venía de obtener la quinta Libertadores y se preparaba para jugar (y ganar) la Intercontinental. Y antes de viajar abrochó una gran campaña ante Arsenal, anfitrión en la cancha de Racing. El vio desde afuera cómo sus compañeros ganaban 2-1 (goles de Colautti y Donnet) y festejó sacadísimo la consagración. Con jóvenes 19 años, se abrazó con todos en una ronda sin final y se colgó del travesaño como un hincha más. Carlitos y una imagen que puede repetirse este domingo. 

Desde que retomó la punta de este torneo interminable -y ya no la soltó más-, luego del triunfo en el Monumental, Boca depende de Boca. Y con cuatro puntos que saque en los próximos tres partidos (Racing, Tigre y Rosario Central), volverá a gritar dale campeón, dale campeón. Sin embargo, la sequía de más de tres años sin trofeos locales podría cortarse este domingo, ya mismo, si los resultados de San Lorenzo y el Canalla, los otros rivales con chances de título, lo ayudan. Así, el Cilindro podría ser testigo de una coronación Xeneize por cuarta vez en su historia. La primera fue en 1976. Torneo Nacional. Finalísima en cancha neutral contra River. Tiro libre del Chapa Suñé para el 1-0 que significó el bicampeonato de ese año (ya había festejado en el Metropolitano).

La tercera fue en 2008. Torneo Apertura. Luego de estar 11 puntos abajo, Boca alcanzó un triangular desempate. La diferencia de gol lograda en el 3-1 a San Lorenzo fue lo que le dio el título, a pesar del 0-1 ante Tigre -hubo triple empate en puntos-. El escenario: otra vez el Juan D. Perón. La segunda fue la mencionada con Tevez. ¿se viene la cuarta? La ventaja de Carlitos y compañía es que empezarán a jugar, a las 21.30, con los resultados puestos. Y sabrán qué les sirve ante Racing. Por ejemplo, si San Lorenzo (está a seis puntos) pierde contra Olimpo en Bahía Blanca y Central (a ocho) no le gana a Argentinos en Arroyito, un empate alcanzará para liquidar el torneo. Si alguno achica la distancia a cinco (iguala San Lorenzo y/o triunfa el Canalla), el Xeneize estará obligado a la victoria para dar la vuelta este domingo (la parda le asegurará el primer puesto). No habrá definición si el equipo de Bauza gana su partido.


                                 


DEJA TU COMENTARIO

Los goles del último partido


 
Top